Madera maciza: qué es y sus usos

Conversar sobre el uso de madera maciza es algo que se ha vuelto más habitual en años recientes.

La agenda global de desarrollo sostenible ha llevado a funcionarios y autoridades a impulsar la construcción con madera. Además, la creciente importancia de certificados de responsabilidad medioambiental estimula a promotores inmobiliarios a considerarla para sus proyectos.

A pesar de que ha crecido el interés por este noble material, eso todavía no se ha traducido en una demanda masiva del mismo en países como España. Por otro lado, países nórdicos como Suecia y Finlandia se han puesto a la cabeza en lo que a construir con madera respecta.

En este artículo, se explica la información más importante relacionada con el uso de madera maciza en el desarrollo inmobiliario, sus ventajas y desventajas, y se presentan ejemplos prácticos de su implementación.

¿Qué es la madera maciza?

La madera maciza es aquella cortada directamente del tronco del árbol. Es un material natural y no fabricado industrialmente. Sus propiedades cambian dependiendo, principalmente, del árbol del que se obtiene: son diversos sus colores, texturas, resistencias y durabilidades.

Las maderas aglomeradas o compuestas, por su parte, son fabricadas con la combinación de virutas, fibras y otras partículas de madera, mezcladas con una cola y prensadas para hacer láminas. Comparativamente, suele atribuirse un encanto a la madera natural que no poseen las maderas industriales, las cuales pueden ser percibidas como “artificiales”.

Madera maciza de gestión forestal responsable

Existen maderas macizas duras y blandas. Las duras son más costosas por el crecimiento lento de los árboles y son utilizadas, entre otras cosas, para la elaboración de muebles con finos acabados. Ejemplos de maderas duras son el cerezo, la caoba o el castaño.

Las maderas macizas blandas, como el pino o el abeto, provienen de árboles de crecimiento rápido y son más económicas. Esto no determina, sin embargo, la calidad de dicho material para producir muebles e inmuebles.

Cada bloque de madera natural es un producto único. Sus vetas, grietas, irregularidades y marcas resaltan su autenticidad. Por lo anterior, puede decirse que no hay dos piezas hechas con madera sólida que sean idénticas. Todavía más importante es que la madera sólida impacta de forma positiva en cualquier desarrollo: tiene un tacto suave, su aspecto y olor son agradables y crea ambientes gratos para cualquier actividad.

Ventajas de la madera maciza

La madera maciza es un recurso renovable cuando la gestión forestal es responsable. Asimismo, la industria maderera consume significativamente menos energía y genera menos CO2 que otras, como la del hormigón. Estos aspectos convierten a la madera maciza en un producto sostenible y digno de ser considerado para proyectos que aspiren a ser amables con el medioambiente.

Se debe reiterar, por otra parte, el factor subjetivo del confort. El toque orgánico que da a cualquier ambiente es valorado tanto por arquitectos como por los usuarios de los espacios.

La madera con el tratamiento ignífugo adecuado se comporta bien ante el fuego. Si hay un incendio, la superficie se carboniza y protege el interior. De esta manera cualquier proyecto cumple sus necesidades de seguridad.

Igualmente, es conocida su propiedad como aislante acústico. Protege del ruido exterior y evita la reverberación. Por esta razón se usa madera en salas de conciertos y teatros.

Otra ventaja de la madera es su resistencia. Según el gobierno de Navarra, «la relación resistencia/peso es 1,3 veces superior a la del acero y 10 veces a la del hormigón».

Finalmente, la ligereza de la madera frente a otros materiales es también uno de sus beneficios. Esto abarata costes de transporte y facilita la extensión de edificios ya terminados.

Dificultades de construir con madera maciza

Construir con madera puede generar reservas en algunos arquitectos. Las barreras para utilizar extensivamente este material en un desarrollo son las siguientes:

  1. Falta de experiencia en el uso de la madera maciza. Su implementación requiere investigar e invertir tiempo y dinero para adquirir conocimientos técnicos.
  2. El precio de la madera maciza es todavía superior al de otros materiales. Esto puede llevar al arquitecto a excluirla por restricciones presupuestarias.
  3. Temor al deterioro estructural de la madera. La madera debidamente tratada dura décadas y soporta adecuadamente los efectos del clima, sin embargo, el mito de que es un material poco resistente persiste.
  4. En el caso del uso de madera maciza en exteriores, la luz solar puede decolorar la superficie. Esto supone que el arquitecto debe planificar el proyecto con esto en mente o contemplar mantenimientos que supondrán costes adicionales.

¿Qué es la madera termotratada?

La madera termotratada es aquella que ha sido sometida durante horas a altas temperaturas y vapor de agua en una cámara sin oxígeno. El resultado es una madera libre de agentes biológicos como los xilófagos, insectos y hongos. Asimismo, se elimina la humedad y la resina del tronco, lo que deja fibras inertes de madera.

Este proceso genera efectos positivos en la madera maciza. Se puede enumerar los siguientes:

  1. Incrementa la estabilidad dimensional hasta un 50%. Esto significa que la madera preservará mejor su tamaño ante situaciones ambientales cambiantes. Se reducirá, gracias a esto, la aparición de torceduras y agrietamientos.
  2. Se mejora la resistencia y se extiende por décadas su vida útil. La resistencia puede superar a productos de clase uso 4 (aquellos que están en contacto con el suelo y con agua dulce).
  3. Se obtiene un color marrón tostado homogéneo que representa una mejora a nivel visual.
  4. Aumenta el aislamiento térmico de la madera hasta un 25%.
  5. Debido a la eliminación de su humedad, la madera se vuelve más ligera y fácil de manipular.
  6. Es un proceso totalmente libre de químicos que podrían ser perjudiciales si se usasen.

Aparte de estos beneficios, el termotratado transforma algunas capacidades mecánicas de la madera. Por ejemplo, la hace más dura y menos flexible. Su uso en partes estructurales debe ser estudiado por eso mismo.

Por otro lado, es recomendable y factible su aplicación en zonas tanto interiores como exteriores de edificios. Algunos ejemplos de uso son puertas, ventanas, suelos, revestimientos de paredes y techos, entre otros.

Ejemplos de madera maciza en construcción

Ya existen en España numerosos casos de aplicación de madera maciza en exteriores. Los fines de estos espacios son variados: administración, sanitario, turismo y residencial. Dentro de España, sin embargo, llama la atención el caso de Galicia.

Esta autonomía ha concentrado el 25% de las cortas de madera en el territorio nacional y, a pesar de ello, todavía no masifica el aprovechamiento de este recurso tan abundante y disponible.

Por ello, revisaremos a continuación algunos casos donde se usó madera maciza para concretar desarrollos inmobiliarios en Galicia.

Construcciones con madera maciza en Galicia

En Lugo se levantó Impulso Verde, el primer edificio público hecho integralmente con madera gallega. Según los responsables, la obra fue diseñada “con un sistema de estructuras laminares reticulares de eucalipto para su aplicación en cubiertas y un panel de madera contralaminada de pino radiata para su aplicación en un edificio de altura».

Proceso de construcción del edificio Impulso Verde

Cuando abra al público, contará con una zona de exposiciones, un espacio de coworking para iniciativas relacionadas con el medioambiente y una sección administrativa.

Medios de comunicación locales reportaron que la parte estructural de Impulso Verde se ensambló en pocos meses. Finalmente, el inmueble tiene tres plantas y 620 metros cuadrados utilizables.

Otro caso interesante es la ampliación del Centro de Salud de A Laracha (A Coruña) con la construcción de un Centro de Atención de Urgencias Extrahospitalarias.

Sus desarrolladores destacan la eficiencia medioambiental de la ampliación, la facilidad de su montaje, la sensación acogedora que genera en pacientes y personal sanitario, e incluso la posibilidad de reutilizar o reciclar las piezas gracias a la facilidad de su desmontaje.

El proyecto recibió el Premio de Arquitectura y Rehabilitación de Galicia 2020 Mención Sostenibilidad y fue reconocido en los XIX Premios del Colegio de Arquitectos de Galicia en la Mención Edificio de Nueva Planta.

Fachada de madera maciza en el Centro de Atención de Urgencias Extrahospitalarias en A Laracha

¿Quieres trabajar con madera maciza?

Si te ha interesado este artículo sobre madera maciza y sus posibles usos en construcción, te invitamos a revisar otras publicaciones en nuestra web.

Igualmente, si deseas contactar con uno de nuestros especialistas para valorar tu proyecto y conocer en profundidad nuestros productos de madera maciza, te invitamos a escribir al correo holasavia@savia.gal o utilizar nuestra sección de contacto.

En la era de mayor innovación, la madera vive su mejor momento. Entiende las claves.

Ir a historias
Producto

Fachadas de madera: diseños, materiales y ejemplos

Producto

Madera maciza: qué es y sus usos

This site is registered on wpml.org as a development site.